Ayudar a una persona con TLP: conoce sus características

Las personas con Trastorno Límite de la Personalidad (TLP) muestran una pauta de conducta caracterizada por impulsividad e inestabilidad en sus relaciones interpersonales, su auto-imagen y su afectividad.

Es un trastorno marcadamente afectivo, por lo que la terapia psicológica debe ir encaminada a reforzar el autoconcepto del paciente, dotarte de herramientas de relación (refuerzo de habilidades psicosociales) y establecer una relación terapéutica marcada por la empatía y la aceptación incondicional del paciente.

Estos pacientes tienen una imagen muy inestable de sí mismos, y lo mismo se aplica a sus relaciones. Suelen tener un historial de relaciones personales intensas y atormentadas, con la idealización de amigos y amantes, que posteriormente deviene en la desilusión. Su temor acusado a ser abandonados les hace realizar frenéticos esfuerzos por evitar ese abandono, real o imaginario.

 

 

Su estado de ánimo es inestable, y se caracteriza por súbitos cambios de humor, y sentimientos crónicos de vacío, que se asocian a su incapacidad para tolerar la soledad.

Su enorme inestabilidad afectiva, combinada con sus altos niveles de impulsividad, les suele llevar a mostrar conductas autodestructivas, como apostar o gastar dinero sin control, darse atracones, abusar de sustancias, realizar prácticas sexuales poco seguras o conducir temerariamente. Los sujetos con un Trastorno Límite de Personalidad frecuentemente amenazan con el suicidio y suelen automutilarse (por ejemplo, cortándose). Esta conducta autolesiva se asocia con un alivio de la ansiedad e incluso podría asociarse con analgesia. Respecto a los intentos de suicidio, no deben ser tomados a la ligera, ya que aproximadamente el 8% lo lleva a la práctica.

Junto a estos síntomas de carácter afectivo e impulsivo, entre el 20 y el 40% de las personas con TLP muestran síntomas cognitivos como episodios breves y transitorios de pèrdida de contacto con la realidad, con alucinaciones, ideas paranoides, distorsión de la imagen corporal o síntomas disociativos.

Se estima que alrededor del 1 al 2% de la población puede sufrir TLP, de ellos el 75% son mujeres.


CARACTERÍSTICAS CLÍNICAS TLP

Se puede considerar que una persona padece de un trastorno límite de la personalidad cuando presenta al menos cinco de estas características:

1. Esfuerzos desesperados por evitar un abandono real o imaginario

2. Relaciones interpersonales inestable e intensas

3. Sentido del yo persistente y muy desequilibrado, distorsionado o inestable(por ejemplo, un sentimiento de que no existe o representa el mal)

4. Impulsividad en áreas como el sexo, el consumo de sustancias, las actividades delictivas o la imprudencia al volante

5. Pensamientos, gestos y conductas suicidas recurrentes

6. Inestabilidad emocional con periodos de depresión, irritabilidad o ansiedad extremas

7. Sentimientos crónicos de vacío

8. Enojo intenso, inapropiado o falta de control de la ira

9, Pensamientos paranoides pasajeros relacionados con el estrés o síntomas disociativos severos