Los estadios de cambio para dejar una adicción física o psicológica

Cuando estamos atrapados en una adicción, multitud de veces pensamos en que nos gustaría dejarla atrás, pero no nos sentimos capaces de hacer el cambio.

Hay adicciones físicas (alcohol, drogas), conductuales (juego patológico), y también psicológicas (dependencias emocionales). Todas tienen en común un reforzamiento positivo al momento, que es lo que engancha, seguido de un reforzamiento negativo (problemas de salud, sentimientos de culpa, malestar, etc). Sin embargo, el reforzador positivo a largo plazo es tan potente que nos impide avanzar hacia su extinción.

Cuando una persona decide dejar algún tipo de adicción, pasa por una serie de estadios que le preparan para el cambio. En las consultas psicológicas, a través de la entrevista motivacional se indaba sobre el punto en el que se encuentra en el paciente en ese momento. En caso en que se encuentre en una fase inicial, el trabajo no puede ser nunca de erradicación de la adicción, ya que le falta la motivación de base para dejarlo, y nos encontraríamos frente a un abandono, lo que repercutiría negativamente sobre las expectativas de cambio en un futuro del paciente. 

Es por eso importante conocer el momento del cambio en el que está la persona para poder trabajar diferentes técnicas (en el momento diálogo socrático, establecimiento de motivación para el cambio, para continuar por cambios de estilo de vida, terapia cognitiva, etc, hasta poder trabajar las recaídas y las estrategias para evitar situaciones de riesgo. 

Prochaska y Diclemente formularon los estadios de cambio para dejar una adicción, que en principio estaban dirigidos a adicciones de alcohol o de drogas, sin embargo, el modelo es perfectamente válido cuando se aplica a otras adicciones (incluso las amorosas, de alimentación, etc).

El modelo no es una guía para "dejar" algo, es un repaso de los estadios que tiene que pasar la persona para comenzar a trabajar el cese de una conducta adictiva. 

Normalmente, cuando una persona acude a una consulta porque quiere "cesar un consumo" o dejar una relación en la que existe una dependencia emocional, se utiliza la entrevista motivacional para saber en qué punto se encuentra respecto a su capacidad de emprender el cambio. En las primeras fases, no es posible comenzar el tratamiento, y el trabajo se centrará en una toma de conciencia, sólo se comenzará la terapia de extinción de la conducta en el tercer estadio.