Cuando el cuerpo nos manda señales de angustia

"Confía en el tiempo,

que suele dar dulces salidas

a muchas amargas dificultades"

Miguel de Cervantes

 

Vivir con ansiedad suele producir una sensación de angustia incapacitante que nos bloquea y puebla nuestra mente. El miedo a otro día de angustia, de sensaciones físicas de malestar se convierten en el eje central de nuestros pensamientos: los días son buenos si no aparece la ansiedad, pero para las personas que lo sufren, supone una excepción.

La utilización de farmacología (ansiolíticos) para aliviar el síntoma puede servir durante un breve período de tiempo, pero no supone la curación, ya que la ansiedad supone una hiperreactividad a pensamientos de corte catastrofista que nos producen miedo a lo que pueda suceder, y es sobre esto sobre lo que se debe trabajar: sobre la mente, ya que el alivio del síntoma no produce la solución del problema.

A continuación puedes ver diferentes artículos referidos al Trastorno de Ansiedad Generalizada, que es tan sólo una de las formas en las que se presenta la ansiedad, pero que resulta incapacitante y alarmante para el que la padece. 

ARTÍCULOS RELACIONADOS


Clasificación T. Ansiedad


Criterios diagnósticos crisis angustia


Trastornos de ansiedad


Qué es el TAG


Por qué se generan los trastornos de ansiedad


Tratamiento psicológico


Tratamiento farmacológico


Cómo es la terapia


Cuando la necesidad de control es patología


La cordillera "ansiedad" nos separa del valle "tranquilidad"


Modelo cognitivo del pánico


Modelos teóricos TAG


Modelo evitación preocupación


Modelo intolerancia incertidumbre