CELOS ENTRE HERMANOS

Los celos son un estado afectivo en el que el niño tiene miedo a perder el cariño y la atención de alguien querido. El niño celoso comienza a tener conductas disruptivas con el afán de mantener la atención y el cariño de los adultos.

CAUSAS DE LOS CELOS INFANTILES

La rivalidad entre los hermanos es una situación normal e inherente al ser humano, en el que los niños "compiten" por el cariño y atención de sus progenitores, sin embargo, hay situaciones que escapan de la normalidad. Las causas de los celos manifiestos entre hermanos pueden ser:

Privilegios a uno de los hermanos: A veces se le conceden al hermano mayor y ocasionan celos en el menor. En otras ocasiones la aparición de un hermanito hace que el mayor sienta que ya no le prestan toda la atención y que hay que organizar la vida familiar a expensas del horario del pequeño, lo que le provoca frustración. Los hermanos que ocupan un lugar intermedio suelen ser más independientes, y buscar amistades y fuentes de afecto fuera del núcleo familiar

Momento evolutivo del hijo: si aparece un nuevo hermano cuando el anterior no ha superado la fase de apego a la madre, probablemente comience una etapa de exigencia de atención constante. 

La preferencia de los padres hacia un nuevo hijo de sexo diferente

Las características distintivas de los hermanos: hay dificultades físicas, intelectuales o de personalidad que pueden suponer que los padres se vuelquen en ese niño, con lo que el otro hijo puede sentir que no valoran suficientemente sus esfuerzos (colegio, deportes, comportamiento), halagando siempre al hermano "que todo lo hace mal" 

El nivel de sensibilidad de los hijos: hay niños más sensibles, más necesitados de afecto o con mayor dependencia de los padres que sufren con el "reparto" de cariño

CÓMO SE MANIFIESTAN LOS CELOS EN LOS NIÑOS

Algunos comportamientos frecuentes son:

  • Rivalidad abierta que se manifiesta de forma verbal ("quiero que te lleves al hermanito") 
  • Actuaciones agresivas hacia el bebe: de la palabra se pasa a la acción 
  • Hostilidad hacia la madre, con oposición frontal y conductas de rechazo 
  • Hostilidad hacia sí mismo 
  • Regresar a comportamientos infantiles 
  • Signos de infelicidad o de frustración, con lloro frecuente, momentos de tristeza 
  • Negativismo 
  • Escaso apetito 
  • Sueño irregular 
  • Cambios de estado de ánimo 
  • En casos extremos pueden aparecer vómitos, mareos, terrores nocturnos, insomnio, etc 
  • Conductas desafiantes 

En todos los casos el niño siente culpabilidad por su conducta

CÓMO AYUDAR AL NIÑO QUE TIENE CELOS DE SU HERMANO RECIÉN NACIDO

Estos son algunos consejos para ayudar al "Príncipe Destronado" antes de la llegada del hermano:

  • Preparar al niño diciéndole que se le va a querer igual y que no perderá ningún privilegio 
  • Leer cuentos o historias sobre la llegada de un hermanito en el que se incida en el aspecto positivo 
  • Trabajar sobre el control de emociones 
  • Mostrarle fotos de cuando él era bebe, contarle las atenciones que se le prestaban 
  • Hacerle partícipe en la preparación de la llegada del nuevo hermanito 
  • No hacer grandes cambios (cambiarle de habitación, tirarle juguetes para hacer sitio) 

Consejos una vez que haya llegado su hermano: 

  • Respetar las rutinas que se tenían, llevarle a las mismas actividades de ocio o deporte 
  • Aumentar las muestras de afecto, valorar todo lo que haga 
  • Buscar momentos para pasarlos a solas con él 
  • Advertir a los familiares de que eviten expresiones que puedan herirle ("ahora vais a tener que compartir") 
  • Fomentar la relación con su hermano, darle pequeñas responsabilidades 
  • Hacer alusión a las ventajas de tener un hermanito ("cuando crezca un poco podréis jugar juntos") 
  • Evita frases que recriminen sus acciones respecto al pequeño 
  • Estimular con expresiones positivas todo acercamiento 
  • Involucrare en el cuidado del pequeño 

ACTITUDES DE LOS PADRES PARA EVITAR LA APARICIÓN DE LOS CELOS

  • Evitar gritos y descalificaciones 
  • No mostrar atención y dedicación excesiva hacia uno de los niños en concreto 
  • Evitar los privilegios de uno de los niños frente a los otros 
  • Se deben evitar las comparaciones 
  • Premiar al "chivato" 
  • Comentar con vecinos, amigos y familiares las cualidades de uno de los niños 
  • Trato irónico respecto a conductas inadecuadas 
  • Presionar al mayor para que tome responsabilidades en el cuidado del pequeño 
  • Fomentar la competitividad entre hermanos 
  • Tomar en cuenta conductas propias de bebé (impropias para su edad) 

Respecto a las conductas positivas de los padres: 

  • Fomentar la cooperación entre hermanos 
  • Observar y reflexionar sobre las conductas celosas sin reaccionar de forma exagerada 
  • Tratar con afecto y atención frecuente a los niños 
  • Favorecer el juego con todos los hijos 
  • Promover un clima de sosiego y tranquilidad 
  • Analizar las posibles causas de los celos para poder rectificar nuestra conducta 
  • Educar a los niños en el control de emociones y resistencia a la frustración 
  • Conseguir establecer rutinas y disciplinas sin cambios de criterio 
  • Respetar el espacio de juego e intimidad de cada hijo 
  • Dar responsabilidades y privilegios según la edad 
  • Valorar a los hijos tras la realización de las tareas asignadas 
  • Resaltar la importancia de tener hermanos y la felicidad que conlleva 
  • Dar afecto sin distinción de edad