LA AGORAFOBIA: MIEDO AL MIEDO

La Agorafobia pertenece a los trastornos de ansiedad. Es un problema mucho más frecuente de lo que uno se puede imaginar, en cierta manera porque existe un cierto desconocimiento sobre este problema: las personas suelen referirse a "que tienen ataques de pánico", "que no quieren salir de casa por miedo a un ataque", pero no saben exactamente lo que les pasa.

Realmente si crees que puedes sufrir un problema de agorafobia, no lo dejes pasar. No irá a mejor, y tu vida, el momento actual pierde calidad porque te ves inmerso en los miedos, que muchas veces no quieres reconocer por no sonar ridículo. 

Deja de ver pasar la vida a través de una ventana. La Agorafobia es un problema común y tiene tratamiento: rápido y efectivo. Decídete a tomar el control de tu vida.

DIAGNÓSTICO DE LA AGORAFOBIA

INFORMACIÓN SOBRE ESTE TRASTORNO

TRATAMIENTO PSICOLÓGICO

¿NECESITAS AYUDA?

Tel. 676 173 715

email: almudenapelaez.psicologa@gmail.com

 

 

AGORAFOBIA: EL MIEDO QUE TU ALIMENTAS

 

La agorafobia comienza con una sensación de pánico ante una situación en principio cotidiana e inocua (por ejemplo, al entrar en un centro comercial).

La persona de repente se empieza a encontrar mal: palpitaciones, el corazón se le sale del pecho, se le adormecen las manos, se marea...necesita salir urgentemente de esta situación. Y sale, y siente alivio

PENSAMIENTO AUTOMÁTICO: si voy a un centro comercial me va a dar un ataque de pánico

ACTUACIÓN: evitar los centros comerciales para evitar la situación de angustia

Acabamos de crear el monstruo de la agorafobia. Ahora tiene el tamaño de un bebé de tigre

Ahora tienes un pequeño cachorro de tigre, todo el mundo le consideraría adorable, pero tú lo ves como una amenaza, crees que te puede comer, y para que no te coma le alimentas....con tus miedos

Empiezas a tener miedo a que te de un ataque de pánico en el metro, y dejas de ir en metro. Tienes miedo de entrar en una tienda, y evitas las tiendas, sientes que te va a dar el ataque si vas solo por la calle, y procuras no salir, o ir acompañado, y siempre con el miedo al ataque de pánico...estás dando de comer al pequeño tigre para que no te coma, estás alimentando y haciendo crecer la agorafobia,

¿Y que pasa si no te enfrentas a ello?

Has alimentado un gran tigre que te puede comer

Por ello, si empiezas a sufrir ataques de agorafobia, no los dejes continuar, no alimentes tu miedo al miedo, aprende a luchar y vencer al miedo. El tigre se irá, porque tu no le das de comer.

ACTÚA

LA EVITACIÓN COMO FACTOR CLAVE DE LA AGORAFOBIA

 

La evitación de una situación adversa opera en la agorafobia como una forma de mantener y generalizar el problema

Una persona, cuando tiene miedo a una situación (por ejemplo, a subir a un tren), anticipa el miedo que va a sentir si se expone a esta situación y empieza a generar una ansiedad anticipatoria (miedo al miedo), de forma que cuando llega el momento de exponerse se retira, experimentando un alivio: esto es la evitación.

El peligro de la evitación de la situación ansiógena es que el agorafóbico la considera una forma de dejar de sufrir, y normalmente generaliza esta situación, es decir, a la mínima señal de miedo anticipatorio en otras situaciones, empleará el mecanismo de evitación para que cese la ansiedad, por lo que las situaciones agorafóbicas van siendo cada vez mayores. 

La evitación es justo lo contrario de la exposición a la situación ansiógena, y los resultados igualmente son absolutamente divergentes: 

Con la evitación cronificamos la ansiedad y la generalizamos a más situaciones.

Con la exposición nos habituamos a la ansiedad (al comprobar que mantenerse en la situación ansiógena va cediendo el valor del estímulo aversivo) con lo que conseguimos la extinción de la ansiedad y además nos produce sensación de control sobre la situación

Por todo ello es importante que la persona que comienza a experimentar miedo anticipatorio a determinadas situaciones, intente buscar una solución a su problema, mediante las técnicas psicológicas que se muestran más efectivas para este problema: 

- Reestructuración cognitiva, dirigida a los pensamientos catastrofistas sobre las situaciones (miedo anticipatorio)

- Aprendizaje de las señales corporales de ansiedad que tienen gran carga emocional para las personas que presentan ansiedad por miedo a las consecuencias (por ejemplo, miedo a sufrir un infarto)

- Afrontamiento a estas situaciones mediante exposición guiada (en vivo o en imaginación)