ADICCIONES

Curiosa ironía la del ser humano, siempre luchando por nuestra libertad y a veces tan presos de aquello que nos perjudica o nos mata, y que en todos los casos nos aísla de nuestro entorno pasando a ser lo que nos maneja.

Hay muchos tipos de adicciones: tal vez todo aquello que nos consuma demasiados recursos cognitivos, nos impida llevar una vida con una variedad de relaciones o actividades, aquello que nos obsesione o nos perjudique en la salud, en la economía en lo social, pueda ser una adicción.

Aquí tienes alguna información:

ALGUNOS DATOS SOBRE LAS ADICCIONES

ADICCIÓN AL ALCOHOL

ADICCIÓN A LA COCAÍNA

ADICCIÓN AL CANNABIS (PORROS)

ADICCIÓN A INTERNET

ADICCIÓN AL SEXO

OTRAS ADICCIONES

¿NECESITAS AYUDA?

Tel. 676 173 715

email: almudenapelaez.psicologa@gmail.com

ADICCIÓN A LOS ANABOLIZANTES ESTEROIDEOS

Los anabolizantes esteroides son hormonas utilizadas por las personas que sufren vigorexia (culto al cuerpo), de forma que buscan un mayor desarrollo de la musculatura. 

La vigorexia tiene un efecto paradójico: la persona empieza a cuidarse el cuerpo, hacer deporte, cuidar la alimentación y cuando esto ya se produce de manera obsesiva, pasan a la "ayuda química": los anabolizantes esteroideos, que van a suponer la destrucción de ese cuerpo que tanto han cultivado y para el que han vivido. 

Estas sustancias son derivados de la hormona testosterona. Su objetivo es promover el crecimiento muscular e incrementar la masa corporal. En un principio sólo los atletas abusaban de este tipo de sustancias, pero hoy en día se ha popularizado entre las personas que mantienen un "culto al cuerpo".

Pueden tomarse por via oral o inyectados y suelen consumirse en ciclos de semanas o meses ("cycling"). El consumo cíclico implica la toma de varias dosis durante un período de tiempo determinado, parar otro período y volver a empezar. Además, se consumen diversos tipo de anabolizantes conjuntamente para maximizar sus efectos.

El uso de anabolizantes produce también mayor fuerza y resistencia a entrenamientos más duros y de mayor duración. pero sus efectos a largo plazo se desconocen. 

EFECTOS SECUNDARIOS DEL ABUSO DE ANABOLIZANTES ESTEROIDEOS

- tumores de hígado

- ictericia

- retención de líquidos corporales

- aumento de la presión sanguínea

- acné

- temblores

Otros efectos secundarios serían:

Hombres: merma de los testículos, reducción del número de espermatozoides, infertilidad, calvicie, desarrollo de los pechos

Mujeres: crecimiento del vello facial, cambios o cese del ciclo menstrual, agrandamiento del clítoris, voz ahuecada

Adolescentes: disminución prematura del crecimiento debido a una prematura aceleración de la maduración esquelética y de los cambios puberales.

Mientras están tomando los anabolizantes los usuarios dicen que se encuentran bien, pero con su cese surgen síntomas paranoicos que pueden conducir a episodios violentos. Además, hay síntomas depresivos que pueden contribuir al mantenimiento de la dependencia, celos paranoides, extrema irritabilidad, y un juicio alterado proveniente del convencimiento de una falsa invencibilidad

PATOLOGÍA DUAL: TRASTORNO PSICOLÓGICO MÁS ADICCIÓN

 

Se llama patología dual a la concurrencia en una misma persona de un trastorno por consumo de sustancias y un trastorno psiquiátrico. Actualmente se ha demostrado que es muy frecuente la concurrencia en un mismo paciente de problemas mentales y adicciones.

El tratamiento de una patología dual comprende una parte farmacológica (medicación) y un apoyo terapéutico, que consta de psicoterapia y psicoeducación (a nivel individual y familiar).

CAUSAS DE LA COMORBILIDAD PSIQUIÁTRICA EN LOS TRASTORNOS POR ABUSO DE SUSTANCIAS

Los síntomas psiquiátricos que aparecen al inicio del tratamiento de la dependencia suelen estar relacionados con los efectos tóxicos de las drogas y con el síndrome de abstinencia, así como con las acciones de otras drogas o fármacos que el sujeto estuviera tomando. Dichos factores pueden interaccionar junto con la droga de abuso, Es decir, que los efectos directos del consumo y los indirectos delas consecuencias de la conducta adictiva se agregan e influyen en la salud mental del paciente, que acaba padeciendo distintos trastornos mentales. 

Hay diferentes teorías sobre una posible relación entre los trastornos por uso de sustancias y los trastornos psiquiátricos. 

La teoría de la neurotoxicidad 

Postula que los trastornos psiquiátricos surgen como consecuencia de los efectos tóxicos, directos e indirectos, de la droga sobre el sistema nervioso central. 

Las disfunciones a largo plazo de sistemas de neurotransmisión (serotonérgico, gabaérgico y noradrenégico) explicarían la elevada frecuencia de trastornos de ansiedad de los dependientes de drogas, especialmente de los trastornos inducidos. Esos mismos sistemas junto a la disfunción dopaminérgica se han relacionado también con la sintomatología depresiva. 

Los efectos de sustancias como el etanol (adicción al alcohol) sobre la absorción y metabolización de principios vitamínicos se han propuesto como factores etiológicos del síndrome de Wernicke-Korsakoff y de la demencia alcohólica. Si bien es cierto que esta teoría explica bastante bien los trastornos inducidos y los que aparecen durante la evolución de la dependencia, no ofrece, por el contrario, explicación sobre la presencia de los trastornos psiquiátricos que preceden a la dependencia. 

La teoría de la automedicación

Explica el mayor riesgo de determinados pacientes al uso de drogas. Según esta hipótesis, los pacientes con determinados síntomas psiquiátricos que se ven aliviados por el uso de distintas drogas, pero tendrían más riesgo para desarrollar dependencia de éstas. 

De hecho, determinados sujetos diagnosticados de trastorno de angustia, o de fobias sociales utilizan el alcohol para disminuir dichos síntomas. También es posible que los individuos diagnosticados de trastorno antisocial de la personalidad elijan el alcohol, la cocaína o la heroína, para mitigar determinados síntomas disfóricos, al igual que algunos depresivos. El gran problema de esta teoría es que no explica adecuadamente la continuidad en el consumo.